La Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) ha difundido los retratos que el asesino en serie Samuel Little, que confiesa haber asesinado a 90 personas, ha realizado de sus víctimas.

Little, hoy un anciano de 78 años que ya cumple tres condenas a cadena perpetua por asesinatos, reconoció el pasado año haber cometido esos crímenes en diferentes puntos de EE.UU. a lo largo de tres décadas, entre 1975 y 2005. Puede ser uno de los asesinos en serie más prolíficos en la historia del país.

Según los investigadores, sus objetivos eran «mujeres marginadas y vulnerables». El hombre, antiguo boxeador, mataba a sus víctimas a golpes o las estrangulaba, y dejaba los cadáveres abandonados en cunetas y garajes o los tiraba por acantilados.

Ahora, se espera que los dibujos realizados por Samuel Little contribuya a identificar a sus víctimas para poder informar a las familias. «Sin heridas de armas blanca o de bala, muchos de estas muertes no se clasificaron como homicidios, sino que fueron atribuidas a sobredosis de droga, accidenntes o causas naturales», indicó el FBI en su informe inicial el pasado noviembre.

Source: Abc.