En este artículo, Genial.guru te contará la historia de un médico que fue despedido y, como reacción a eso, decidió atender a los pacientes en una acera, sin cobrar absolutamente nada. Estamos hablando del doctor Rodrigo Ferreira Gomes, de 31 años, originario de Itapajé, Ceará (Brasil).

Esta historia nos demuestra que, por más triste que sea una situación, nada nos puede impedir ejercer el oficio que amamos.

Un día común y corriente, Rodrigo se dirigió a su trabajo. Para gran sorpresa suya, en su consultorio estaba trabajando otro profesional. Más tarde se enteró de que la administración del hospital lo había despedido.

“Cuando llegué a trabajar había otro médico, y nadie me había comunicado esa decisión”.

El médico, especialista en medicina comunitaria, había trabajado en el mismo lugar desde hacía seis años. Se dio cuenta de que no podía dejar a sus pacientes sin atención. Fue entonces cuando tuvo una idea para resolver ese problema.

El médico aseguró a sus pacientes que regresaría. Tomó una mesa y una silla, las colocó en la acera del hospital, y comenzó a atenderlos según el orden de llegada.

“Mis pacientes me estaban esperando, así que les conté que me habían despedido. Les aseguré que los iba a atender a todos y les pedí que aguardaran. Fui a mi casa, tomé una mesa y una silla y regresé”.

¿Qué opinas de la actitud de este médico? ¿Conoces alguna otra historia como esta? ¡Nos encantaría leerla! Compártela con nosotros en la sección de comentarios.

Fuente: Genial