Para muchas personas, los perros son un miembro más de la familia. Como tal, reciben cariño y cuidados como cualquier otro integrante, por lo que, cuando se enferman, es natural que sus dueños los lleven al veterinario para que vuelvan a corretear sanos y felices.

Sin embargo, este tipo de servicio es tan costoso como el de los seres humanos, así que, ¿qué pasa cuando la economía no les permite a los dueños darle los cuidados que necesita a su mascota? Por esta razón, recientemente se hizo viral la imagen de un perrito con un letrero en el que indicaba que vendía postres para pagar sus quimioterapias.

En Genial.guru compartimos contigo esta historia porque es una muestra de que, cuando el amor se encuentra con la solidaridad, son capaces de lograr cualquier cosa.

Una petición muy especial

Vanessa Euán es la dueña de Deko, un perrito que, según narra en su publicación en Facebook, su hermana había adoptado. Sin embargo, al poco tiempo de tenerlo, detectaron que Deko se sentía mal y lo llevaron al veterinario. Después de hacerle pruebas, el médico les informó que su mascota padecía TVT (tumor venéreo transmisible), un tipo de cáncer que, por fortuna, es tratable con quimioterapia.

Lamentablemente, como otros tratamientos para el cáncer, es muy caro, y las hermanas Euán no contaban con los recursos económicos para pagarlo. Decidida a luchar por salvar a Deko, Vanessa subió a su Facebook una imagen del perrito con un letrero que decía “Vendo postres para pagar mis quimioterapias”, la cual iba acompañada de otra con la receta del veterinario para comprobar que era un caso verdadero.

Una avalancha de cariño

Vanessa nunca imaginó que la foto conmovería tantos corazones. La respuesta de la gente fue masiva y, en pocos días, no solo ya se habían cubierto en su totalidad los gastos de las quimioterapias de Deko, sino que además tenía pendientes pedidos de postres.

Entonces, Vanessa publicó otro post en su Facebook en el que se mostraba sorprendida y, sobre todo, muy agradecida por la generosidad de la gente que no dudó en acudir en su ayuda. Explicó que usarían el dinero extra que se había recaudado para pagar los gastos derivados de la recuperación de su querida mascota. Y, por supuesto, Deko también dio las gracias por medio de una alegre imagen que le puso un final feliz a esta tierna historia.

¿Qué serías capaz de hacer por tu perrito? ¿Conoces una historia similar? Compártela en los comentarios.

Fuente: Genial